La ley del silencio (1954) Película Crítica

La ley del silencio (1954) Película Crítica

La ley del silencio (Crítica)

«No sólo hay que tener cabeza, hay que saber emplearla.» – Edie Doyle (Eva Marie Saint)

Título original: La ley del silencio – Nido de ratas – On the Waterfront
Año: 1954
País: Estados Unidos
Director: Elia Kazan
Música: Leonard Bernstein
Reparto: Marlon Brando, Eva Marie Saint, Karl Malden, Lee J. Cobb, Rod Steiger, Leif Erickson y Pat Henning.
Género: Drama, Cine clásico, crítica social.
Sinopsis: Terry Malloy (Marlon Brando) es un ex-boxeador que trabaja en los muelles.
Los muelles están controlados por la mafia que se dedica a hacer desaparecer a cualquiera que los denuncie y Terry trabaja para ellos.
En ese momento conoce a Edie (Eva Marie Saint) y se enamora de ella, el problema es que su hermano fue asesinado por la misma Mafia.
A través de ella y del cura el Padre Barrie (Karl Malden), le harán comprender sus errores y testificará contra la Mafia.

 

La ley del silencio es probablemente una de las mayores obras maestras del cine clásico.

Para empezar, quiero decir que para esta película, la gente solo la valora con dos tipos de notas, o la puntúan de 0 o la puntúan de 10.

El hecho es que el director «Elia Kazan» en aquella época (años 50) delató a compañeros suyos durante «la caza de brujas» contra el comunismo y claramente, eso le condeno ante el público, que llevándose por el odio hacia el director cerraron los ojos y no valoraron la obra maestra que realizó.

poster la ley del silencio película
Elia Kazan ganador del Premio Oscar a mejor director

En cambio, la gente que solamente presta atención al film dejando de lado cualquier hecho anterior, tiene otro punto de vista.

Yo, personalmente, las veces que la he visto no sabía nada acerca de lo que hizo el director, pero ahora que lo sé, sigo valorándola de la misma manera, ya que cuando yo veo una película me importa poco si el director es un demonio o un santo, lo que me importa es que me guste.

La ley del silencio Crítica

La película nos narra la historia de Terry Malloy (Marlon Brando) viviendo en los muelles del puerto de Nueva York.

En esa zona, todos los trabajadores no hacen ningún tipo de declaraciones por miedo a represalias (de ahí el título) convirtiéndose en un nido de ratas.

Son los empresarios, «el suburbio de la urbe», los que no dudan en utilizar la fuerza y llegar a matar si intentas desafiar su negocio y alguien se va de la lengua.

Nuestro protagonista Terry, es un ex-boxeador que empieza estando del lado de los empresarios (mafiosos) y que poco a poco irá tomando conciencia de sus actos gracias a Edie Doyle (Eva Marie Saint) y el Padre Barry (Karl Malden).

Todos los aspectos de la película son geniales, tanto la magnífica fotografía de Boris Kaufman en blanco y negro que recrea perfectamente ese ambiente de los suburbios neoyorquinos, como  la inmejorable banda sonora de Leonard Bernstein.

Luego, los personajes y su evolución son un punto fuerte también.

El personaje de Terry interpretado por Marlon Brando poco a poco va cambiando su manera de ver las cosas a causa de su relación con Edie y los consejos del padre Barrie.

Esa relación con Edie llegará hasta tal punto que ella será lo único que le importe en su vida, ya que él es una persona que debido al tipo de vida que ha llevado, lo tratan con desprecio y se nota la falta de cariño y confianza, que precisamente encuentra con ella.

Pero al mismo tiempo, Edie empieza rechazándolo por su fama de golfo y poco a poco va descubriendo en él una parte que no está corrompida y así, de esa manera, tanto unos personajes como otros van evolucionando y es precisamente esa evolución, la que hace que nos encontremos con personajes vivos y reales y no vacíos e inverosímiles como en otras películas.

La ley del silencio actores
Eva Marie Saint y Marlon Brando

Pero los pilares grandes que hacen a la película «La Ley del Silencio» un icono son el dúo «Elia Kazan – Marlon Brando».

La manera de grabar las escenas, con esa duración plano por plano dejando que los actores potencien su interpretación es colosal, ya que la plantilla de actores que posee a su cargo es demoledora.

En primer lugar, la bellísima Eva Marie Saint, donde empezó su debut cinematográfico con esta película consiguiendo su primer Oscar, es decir, su primer película y su primer Oscar y bien merecido.

Luego, el gran Karl Malden que ya debutó también en «Un tranvía llamado deseo» con Marlon y Kazan, y si en las dos películas anteriores ya demuestra su calidad interpretativa, en esta se sobresale.

Pero ¿Qué decimos de Marlon Brando?

En toda la historia del cine, he visto y he disfrutado de grandes actores como: Robert De Niro, Al Pacino, Clint Eastwood, Humphrey Bogart, Kirk Douglas, Paul Newman, Charles Chaplin, Clark Gabe… y lo mismo de actrices: Elizabeth Taylor, Vivien Leigh, Ava Gardner, Bette Davis, Audrey Hepburn, Greta Garbo, Katharine Hepburn… pero hablando de manera «subjetiva», cada persona supongo, encontrará un actor o actriz que en una única película realiza una interpretación que la considera sobrenatural.

En mí caso, elijo «La ley del Silencio» y a «Marlon Brando» como el actor que se comió la pantalla, en cada escena y en cada momento de una manera magistral.

Es impresionante verlo actuar, los primeros planos que le proyecta el director y como sabe meterse en el papel de la manera más natural dejando al otro actor/actriz, no en un segundo plano, sino fuera de la pantalla.

Claramente, la escena más destacada de lo que estoy diciendo la encontramos en su conversación con su hermano dentro del taxi.

Crítica La ley del silencio (1954)
Una conversación incomoda

Tanto el diálogo que dice, como la música de fondo que acompaña a su interpretación, es para mí uno de los momentos más puros de cine que he visto jamás.

Charlie: Escucha, ¿cuánto pesas ahora? Cuando pesabas 168 libras estabas en forma. Podías haber sido campeón, el cerdo que elegimos como preparador te lanzo demasiado pronto.

Terry: No fue el preparador, fuiste tú. ¿Has olvidado la noche del Garden cuando te presentaste en mi vestuario y dijiste «Chico, esta no es tu noche. Hemos apostado por Wilson» Recuerdas.

«Esta no es tu noche» Pues si que lo era, pude dejarle fuera de combate. Y sin embargo él ha logrado todo lo que se propuso en la vida y yo en cambio ¿qué? Un pasaporte al fracaso. Eres mi hermano Charlie, tenías la obligación de velar por mi. De preocuparte un poco más, solo un poco para no caer en la miseria de las peleas baratas.

Charlie: Hacía apuestas para los dos, algo que te habrá tocado.

Terry: ¿Es que no lo entiendes? Pude ser un primera serie. Aspirar al título. Pude haber sido algo en la vida. En lugar de eso, mírame. Solo soy un golfo. Por ti. Solo por ti, Charlie!

Nota a La ley del Silencio

En conclusión, solo puedo catalogarla como obra maestra del cine, galardonada con 8 Oscars (merecidísimos) y de imprescindible visionado para toda persona que le guste el buen cine de verdad.

Por lo que se lleva un 10 sobre 10, no hay nada negativo que pueda destacar, los actores son geniales, la música soberbia y cada frase esta diseñada para reflexionar sobre los actos de nuestros protagonistas.

Nota, calificación de la película
Obra maestra del cine

Si te has quedado con ganas de saber más este es el principio de «On the Waterfront»:

Como veis aunque tenga una carga religiosa es más filosófica, sobre lo que esta bien y mal, y como podemos cambiar las cosas.

Dinos, ¿que te pareció la película La ley del Silencio? ¿también influyó en ti?

Cuéntanos tu opinión y crítica en los comentarios.

2 comentarios sobre “La ley del silencio (1954) Película Crítica

  1. Gracias a ti por pasarte, leer y comentar lo que hago.
    Ahora mismo, tengo 25 años y hará unos 4 años que he descubierto este cine ya que toda mi vida he estado rodeado de películas ochenteras y noventeras que son claramente las de mi época.
    Pero tengo que decir, que, aunque el cine general me encanta (Indiana Jones, Jurassic Park, Rocky…) si es cierto que desde que empecé a ver cine clásico, el cine de esta última década lo encuentro vacío y ya no lo disfruto tanto como antes.
    Te das cuenta de lo poco que importa ahora la interpretación y el guión y en cambio, la necesidad de tener buenos efectos digitales.

  2. Y pensar que Kazan y Spiegel pensaron en un primer momento en Frank Sinatra para que interpretara el papel protagonista.
    ¿Que habría sucedido? Pues que tendríamos una película diferente. Al final optaron por Brando que estaba en mejor momento.
    Es increíble el trabajo de composición que hace Brando de su personaje, por un lado sensible y por otro inseguro a la vez que duro. Merecido Oscar.
    Me gusta mucho la ambientación y también la fotografía de Kauffman.
    A mi me gustan mucho las anécdotas sobre cine, no se si sabes que el primer guión lo escribieron Elia Kazan y Arthur Miller pero la Columbia Pictures lo rechazó y Miller se retiró del proyecto.
    Me gusta mucho lo que haces, Carlos.
    Gracias por escribir sobre cine clásico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *