Pompoko (1994) Crítica

Pompoko (1994) Crítica

Pompoko (Crítica social)

«La gente suele disfrutar de los desfiles, organizar uno, no es el mejor método para asustarlos».

Título original: Pompoko – 平成狸合戦ぽんぽこ (Heisei Tanuki Gassen Pon Poko) – La Guerra de los mapaches de la era Pom Poko.
Año: 1994
País: Japón
Director: Isao Takahata
Música: Shang Shang Typhoon
Reparto: Shōkichi, Gonta, Oroku, Tsurukame Oshō, Ponkichi, Seizaemon, Tamasaburo, Bunta y Sasuke.
Género: Anime, Drama, ecología.
Sinopsis: Los mapaches, están perdiendo su hábitat debido a la imparable construcción de nuevas viviendas para los humanos, tras ser acorralados, no les quedará más remedio que enfrentarse a lo humanos usando sus poderes de transformación.

Pompoko es la tercera película del gran Isao Takahata, pero tiene un enfoque distinto a las dos anteriores.

Mientras que en “La tumba de las luciérnagas” y en “Recuerdos del ayer” se basaba más en el sentimentalismo, en Pompoko realiza una crítica social más desenfadada a través de los animales, en este caso los mapaches.

Es una película menos seria, pero eso no quiere decir que sea menos espectacular.

Argumento

La película se realizó en 1994 y es una crítica al Japón de la época de los 90 (y a medio mundo), donde el “boom” de la construcción lo asolaba todo.

Los bosques y las montañas del alrededor de Tokio, dieron fruto a nuevas ciudades y edificios, destruyendo toda vegetación y los animales que habitaban en ellas.

Pero los mapaches se negaron a abandonar sus tierras y lucharon por ellas.

Para ello, emplearon la técnica de la transformación.

Aquellos que amamos la cultura manga, sabemos que los mapaches, los zorros y algunos gatos son capaces de transformarse en lo que sea poniéndose una hoja en la cabeza.

Y bajo esa premisa, se desarrolla la historia, pues los mapaches se convierten en lo que quieran para asustar e incluso asesinar a humanos usando sus técnicas de transformación.

Hoja en la cabeza te permite transformarte mapaches y zorros
¿Cómo transformase?

Al final, se darán cuenta que por muchos esfuerzos que hagan, no serán capaces de parar a los humanos, por lo que muchos decidirán convertirse en humanos y vivir como ellos.

Pompoko Crítica

Como veis, la historia es interesante, realiza una crítica social muy dura a como los humanos tratamos a la naturaleza y los miles de animales que mueren por nuestra culpa.

Al margen de ello, he de decir, que esta es una de las mejores películas animadas que haya visto.

El nivel de las animaciones y la dificultad de todas las transformaciones es asombroso, Pompoko es una obra visual en toda regla.

El concepto de los mapaches y sus transformaciones según su estado de ánimo me ha gustado mucho.

Pompoko transformación

Se nota que es un film de Takahata, por las referencias japonesas que tiene y por como le gusta hablar del medio ambiente, él era el director más sentimental de Studio Ghibli y se nota en cada una de sus películas.

Por lo que le damos un 8 sobre 10.

Nota, calificación de la película
Te la recomiendo

Pompoko fue todo un éxito en Japón y se estrenaría años después en Occidente.

Una película apta para niños, pero un poco más mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *