Asesinato 123 Crítica y Explicación

Asesinato 123 resumen Crítica

“La libertad total conduce al crimen y es un crimen en sí misma, porque piensa en el individuo y no en el grupo”.

Justin Pendelton (Michael Pitt)
Título original: Asesinato 1-2-3, Cálculo Mortal, Murder by Numbers.
Año: 2002
País: Estados Unidos
Director: Barbet Schroeder
Música: Clint Mansell
Reparto: Sandra Bullock, Ryan Gosling, Michael Pitt, Agnes Bruckner, Chris Penn, Roy Dana Call y Ben Chaplin.
Género: Drama, suspense, thriller psicológico.
Sinopsis: Dos adolescentes se unen para cometer el Crimen Perfecto y despistar a la policía, lo que no esperaban, era toparse con la veterana agente Cassie Mayweather.

Hoy vamos con Asesinato 1-2-3, un thriller para adolescentes estrenado en el 2002 y que tiene sus partes buenas y malas.

Primero decir, que el nombre real de la peli es “Murder by Numbers” y no sé a quién se le ocurrió ponerle un nombre tan ridículo como Asesinato 1,2,3 en la versión española (en latina se llama Cálculo Mortal y lo veo más acertado).

Bien, vamos con un pequeño resumen sobre este caso de homicidio.

Asesinato 1-2-3 Resumen

Justin Pendelton es un brillante estudiante con ideas suicidas, su plan, es cometer el crimen perfecto, para ello, analiza todos los libros de criminología y el modus operandi de la policía cuando se comente un asesinato.

Su objetivo, no es solo matar, sino creerse más listo que los demás, su ambición, es crear el Crimen Perfecto, consiguiendo, no solo que no lo atrapen, sino que incriminen a quien él ha elegido, poniendo pruebas falsas en la escena del crimen y manipulando a los investigadores.

Pero Justin no puede hacerlo solo, para ello contará con la ayuda de su amigo Richard Haywood, un rico y chulo compañero de clase al que le atrae la idea de matar y sentirse impune.

Asesinato 123 explicación final
Justin Pendelton y Richard Haywood dos estudiantes maquiavélicos.

La investigación del caso será llevada por los detectives Cassie Mayweather y Sam Kennedy, que no creerán, que las pruebas que les están llevando al culpable sean correctas.

¿Cómo acaba Asesinato 1,2,3?

Cassie (Sandra Bullock) empieza a darse cuenta de que «el Conserje» no puede ser el asesino porque es una persona demasiado despistada como para planificar un asesinato tan metódico.

Entonces, se fija en Richard (Ryan Gosling) como posible culpable por su actitud condescendiente y porque no le cuadra que le robarán las botas y es, cuando se da cuenta, de que tiene una relación de amistad con Justin (Michael Pitt) pese a que ambos lo niegan.

Explicación final Cálculo Mortal Asesinato 1,2,3
Sandra Bullock no se creará sus mentiras.

La cosa comienza a poner interesante en el interrogatorio que mantienen por separado y en la que casi consiguen que suelten prenda, pero el abogado interviene y deben dejarlos marchar.

Ante el miedo de ser atrapados, los dos chicos quedan en una casa con la misión de suicidarse, pero al no querer morir, se traicionan y empieza una pelea entre ellos.

Cálculo mortal explicación final.

Finalmente, Richard cae al vacío y Cassie le dice a Justin que le ayudará, pues cree que Richard fue el que cometió el asesinato (Justin solo sería encausado como colaborador).

Pero todo da un giro final en Asesinato 1,2,3 cuando Cassie nota que en su cuello no hay ninguna marca del anillo que llevaba Richard, lo que le da a entender, que quien estrangulo a la víctima en realidad fue Justin.

Es entonces, cuando le tienden una trampa, diciéndole que han encontrado un video en la habitación de Richard sobre la escena del crimen, en ese momento, Justin se pone nervioso y confiesa que fue él quien la mató.

Asesinato 1-2-3 el verdadero asesino.

¿Qué ocurre con Cassie?

Por último, vemos a Cassie ir al estrado a testificar, pero no por este caso, sino por uno personal.

Cassie Mayweather se llama en realidad Jessica Marie Hudson, su exmarido, Carl Hudson, le apuñaló 17 veces en el pecho, de ahí, que cuando mantiene relaciones con su compañero Sam no quiera quitarse la camiseta.

Cálculo Mortal Crítica

Como otras tantas películas de suspense que salieron a finales de 90 y principios de los 2000, Asesinato 1,2,3 utiliza a actores jóvenes y guapos y a una actriz en auge como es Sandra Bullock para atraer al espectador, el problema es, que el guion adolece de muchos fallos.

Primero de todo, decir, que la historia principal no me parece mala, eso de que dos compañeros de clase se unan para urdir “el crimen perfecto” no me parece mala idea para un thriller policial, pero tiene muchas incongruencias.

Asesinato 123 Actores Ryan Gosling
Vale tío, pero no dispares.

No es normal, que dos compañeros que se odian (el típico freak de clase y el guaperas de turno) se lleven bien a escondidas para tramar un crimen de este estilo, no tiene mucho sentido.

La historia de la investigadora y su nuevo ayudante no es solo poco creíble, sino que también es empalagosa.

No le encuentro sentido, a que Cassie se acueste con Sam sin apenas conocerle y toda su historia con su ex-marido no hay por dónde cogerla, te apuñalan diecisiete veces, y no solo sigues viva, sino que además pareces estar en un perfecto estado de salud.

Película de suspenso Cálculo Mortal
No todo cuadra…

Al final, solo te centras en la historia de los dos adolescentes, que en sí no es mala, pero tampoco es nada del otro mundo.

La película bebe mucho de la serie CSI, explicando todos los pasos que ha seguido el asesino, como lo hacen para recabar pruebas y, al final, dan algún cambio respecto a lo que habían dicho para sorprender al espectador.

En definitiva, Cálculo mortal se lleva un 5/10, una peli para ver una vez y que te pega a la pantalla para ver cómo termina, pero luego de eso se esfuma de tu cabeza.

Nota, calificación de la película
Pasable

“Todos soportamos en nuestro interior, un lado débil, que renunciaría a su libertad por la comodidad de ser dominado, pero también, un anhelo de poder, que precisa libertad y también que decidamos por nosotros, sin presiones, individualmente, qué es el bien y qué es el mal, ¿alguna pregunta?”.

Otro thriller, que pasará sin pena ni gloria y que intentó utilizar a actores atractivos para atraer a un público, que no acudió a las salas de cine pese a tener a Sandra Bullock en el cartel, y de querer engañar a la gente con un título “Murder by Numbers” que poco o nada tiene que ver con lo que ocurre en el film.

Asesinato 123 basado en hechos reales

Como la banda sonora de Clint Mansell no es nada del otro mundo, os relataré como curiosidad, que el caso de Cálculo mortal está ambientado en un caso real.

En 1924, Nathan Freudenthal Leopold, Jr. y Richard Albert Loe, conocidos como “El caso Leopold y Loeb” eran dos estudiantes de la Universidad de Chicago, que decidieron mataron a un chico de tan solo 14 años por simple superioridad moral.

Leopold, era un fanático de Friedrich Nietzsche que, malinterpretando su obra “Así habló Zaratustra”, entendió que las personas ilustradas tenían una superioridad moral superior a la del resto, por tanto, podrían agredir a los estratos inferiores.

Este convenció a Loeb de que él también era un ser superior y empezaron a realizar actos vandálicos hasta que decidieron cometer un crimen mayor.

Asesinato 1,2,3 Historia real
Los asesinos Leopold y Loeb.

El 21 de mayo de 1924 decidieron secuestrar y matar a Bobby Franks, en un plan perfecto, no contentos con ello, le enviaban a su familia cartas pidiendo un rescate.

El plan se vio truncado, cuando la policía descubrió el cadáver y encontró unas gafas de vista cerca del lugar del crimen que, por su cierre, solo podían coincidir con tres personas (después de las pesquisas realizadas por la policía).

Finalmente, Richard Loeb confesó el crimen cuando se vio acorralado por la policía después de tantas contradicciones y de no tener cuartada para la noche del crimen.

El caso Leopold y Loeb historia real en cines
Nathan Leopold y Richard Loeb al ingresar en prisión.

Ambos fueron condenados a cadena perpetua y aún no se sabe quién de los dos fue el autor material del asesinato, pues ambos, se acusaron mutuamente de ser el asesino y el otro de ser solamente el conductor, aunque testigos oculares afirman, que era Richard Loeb el que conducía el auto.

Espero que os haya gustado la historia real, yo, al menos, la encuentro interesante y ahora dinos.

¿Qué te pareció Asesinato 1-2-3?

¿Quién pensabas que era el asesino de verdad?

En los comentarios debes darnos tu opinión.

4/5 - (1 voto)

Deja un comentario