La Princesa Mononoke Crítica

La Princesa Mononoke Crítica con reflexión

«No puedes cambiar tu destino, pero puedes acudir a su encuentro».

San
Título original: La Princesa Mononoke – もののけ姫 (Mononoke Hime).
Año: 1997
País: Japón
Director: Hayao Miyazaki
Música: Joe Hisaishi
Reparto: Ashitaka, San, Lady Eboshi, Jiko-bō y Moro.
Género: Anime, Aventura, Drama.
Sinopsis: Ashitaka, el príncipe de la tribu Emishi, ha sido condenado a una maldición, para liberarse de ella, emprenderá una aventura que le hará conocer a los habitantes de Ciudad del hierro y a una guerrera criada por los lobos llamada San, La Princesa Mononoke.

La Princesa Mononoke es una de las películas más famosas del Studio Ghibli por su estética salvaje y un argumento cargado de simbología ambientalista.

Muy al estilo del film Pompoko (Isao Takahata), el metraje nos traslada a un Japón medieval que poco a poco se está adentrando en la era moderna.

Y como en todo progreso, la naturaleza será la más perjudicada.

La Princesa Mononoke Análisis

Antes de nada, decir, que el nombre de la película me parece poco acertado.

Cualquiera que vea el film, se dará cuenta que el verdadero protagonista de esta historia es Ashitaka, pues todo gira alrededor de su personaje.

Ya sé, que al Studio Ghibli le gusta poner a mujeres fuertes e independientes, y en este caso las hay, como San (la mujer lobo), Lady Eboshi o las mujeres que defienden la Ciudad del Hierro, pero el titulo da a equivocación, lo ideal hubiese sido poner un nombre más genérico.

Protagonista de la Princesa Mononoke
Ashitaka el protagonista de tapado

Quitando este detalle, La Princesa Mononoke tiene un estilo visual muy colorido y detallado.

Los dibujos se hicieron a mano, por lo que no me puedo imaginar las horas de trabajo que dedicarían para crear las escenas de acción y las escenas de las transformaciones de los Dioses.

El argumento tiene un poco de todo.

Primero, Ashitaka defenderá a su pueblo y una vez haya caído presa de una maldición, viajará para encontrar una cura a su enfermedad.

Luego, veremos como interactúa con la gente de “La Ciudad del Hierro” y como intenta detener la guerra con los animales del bosque.

Y finalmente, se enfrentará a las tropas del Emperador de Japón que quiere quedarse con la cabeza del espíritu del bosque.

Es una película con una duración de más de dos horas, donde se habla de cómo el ser humano destruye todo lo que ve con tal de conseguir dinero y poder y de cómo esa misma naturaleza se vuelve en su contra.

Hasta el momento, es una de las mejores películas de Studio Ghibli, puede que se haga un poco densa en algunos momentos, pero vale la pena verla por los valores que contiene.

Por nuestra parte le damos un 9 de 10.

Nota, calificación de la película
Tienes que verla

Una película con valores, con una reflexión final, que nos incita a cuidar al Rey del Bosque, a la naturaleza.

“Los árboles gritan de dolor al morir, pero tú no puedes oírlos”.

Moro

Al ser un poco violenta, no la recomendamos para los más pequeños de la casa, es una peli de 12 años para arriba.

La princesa Mononoke se convirtió en un rotundo éxito en Japón, superando incluso, a la oscarizada “Titanic”.

El estudio Disney hizo una fuerte inversión para doblarla y traerla a Estados Unidos, pero la poca publicidad realizada hizo que tuviera poca aceptación.

Banda Sonora La princesa Mononoke

Joe Hisaishi, que está detrás de todas las melodías del Estudio Ghibli, se ha coronado con la BSO de La princesa Mononoke, uno de sus mejores trabajos.

Todas las melodías que suenan en el film son perfectas para cada escena.

Yo aquí os dejo, con la música final que se puede escuchar en los créditos y que contiene una parte cantada de forma lírica (ópera).

Me fascina tu presencia,

Me ilumina tu fulgor,

Como el arco que se tensa al disparar, vibras alrededor,

Ahora yaces junto a mí,

Es intensa la sensación,

Admiré en el momento en que te vi, tu belleza de corazón,

Sé que sientes hoy un gran dolor,

El puñal de la ira y el rencor, un nuevo sol muy pronto verás,

Mononoke no sufras más, Mononoke no sufras más.

Y ahora dinos, ¿Qué nota le darías a la Princesa Mononoke?

¿Cómo influyo en tu forma de pensar?

En los comentarios déjanos tus impresiones.

Deja un comentario