El Lobo de Wall Street Crítica e Historia Real

El lobo de Wall Street Análisis Completo

“No importa lo que te haya ocurrido en el pasado, no eres tu pasado, eres los recursos y las capacidades que hayas recogido de él. Y esa es la base para cualquier cambio”.

Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio)
Título original: El Lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street
Año: 2013
País: Estados Unidos
Director: Martin Scorsese
Música: Howard Shore
Reparto: Leonardo DiCaprio, Margot Robbie, Jonah Hill, Matthew McConaughey, Kyle Chandler, Rob Reiner, Jon Bernthal, Jon Favreau y Jean Dujardin.
Género: Biográfica, Comedia negra, Crimen.
Sinopsis: Jordan Belfort acaba de perder su trabajo como broker, pero ha aprendido una valiosa lección, como estafar a la gente para que compren acciones de poco valor, esto le hará ganar una fortuna, pero también, será su perdición tanto personal como económica.

El lobo de Wall Street tuvo mucho marketing y se anunció a bombo y platillo, pero la película de Martin Scorsese deja mucho que desear.

Si alguien cree que es una crítica al sistema financiero que se olvide, no se parece en nada a la película «Wall Street» de 1987 de Oliver Stone.

El Lobo de Wall Street Crítica Análisis

La película trata la vida Jordan Belfort, un chico que acaba de salir de la Universidad y quiere ser corredor en bolsa.

En su primer trabajo, no tiene mucha suerte, y acaba perdiendo el empleo al cabo de un mes debido a la quiebra de la compañía.

Pero al poco tiempo, encuentra otro trabajo en una pequeña empresa que vende acciones a centavo y por la cual, se lleva una comisión del 50% (nada mal), es decir, si vende acciones por valor de 4.000 dólares, él se lleva 2.000$, todo un chollo.

Esto, es debido a que “las empresas” que aparecen en los folletos rosa son de nueva creación y con un futuro muy negro.

Jordan, hace de esto su principal negocio y decide reclutar a más gente montándoselo por su cuenta.

Y crea «Stratton Oakmont», una nueva empresa de trading y crea un sistema automatizado para como cerrar una venta.

«El método» de venta perfecto.

Hasta aquí todo bien, la película transcurre correctamente, pero luego ya no.

Después de esto, El Lobo de Wall Street se convierte en un déjà vu constante.

Primero, Jordan (Leonardo DiCaprio) se droga, luego discute con su amigo, Donnie (Jonah Hill), por todas las tonterías que hace, luego se van de putas y finalmente, Jordan acaba discutiendo con su mujer (con sus dos mujeres).

Es todo el tiempo la misma historia, al principio te hace gracia, pero luego empieza a aburrir la misma cantinela.

La historia es tan banal, que te da igual lo que le pase al personaje, no sientes empatía por él, Jordan parece un bufón drogado.

La actuación de Leonardo DiCaprio es buena, pero nada del otro mundo, tampoco hacía falta que se pusiera crema autobronceadora a cascoporro para parecerse al original.

En la película vamos viendo sus juergas, su ego, las tonterías de sus amigos, como intenta blanquear dinero o como engaña a su mujer, pero te importa dos pimientos.

Por ejemplo, ¿Por qué Jordan tiene remordimientos en ponerle los cuernos a su primera mujer con Naomi (Margot Robbie), si se acostaba con prostitutas constantemente?

¿Quién es la rubia del lobo de Wall Street?
Un hombre sin remordimientos.

Y seamos serios, si alguien tomará tal cantidad de drogas, en menos de 2 años estaría muerto o prácticamente desecho.

En el film te da la sensación, de que tomar mil pastillas y esnifar cocaína a tutiplén es divertido y de que no te va a pasar nada, pero la realidad es muy distinta, me decepciona la visión que se le da a las drogas en el lobo de Wall Street.

La película no podría estar más exagerada en todos los sentidos.

Es cierto, que en Wall Street se consumen drogas y hay prostitución, esto se sabe desde siempre y estoy seguro que a día de hoy sigue pasando, pero ni por asomo de la manera que nos quieren hacer creer.

El amigo gordo de leonardo dicaprio
Todo el día drogados…

El propio Jordan Belfort estuvo involucrado en el metraje, es más, aparece al final de la película presentándose a sí mismo.

Pero para mí, no es más que una faceta publicitaría de sí mismo para seguir vendiendo libros y que le den dinero por la película, es como si el propio Martin Scorsese fuese engañado por él.

Me cuesta digerir, que el director de películas como Taxi Driver o Shutter Island, haya hecho un film con tan poca crítica social, El lobo de Wall Street es puro entretenimiento vacío.

Es por ello, que la película de Martin Scorsese se lleva un 5 de 10, no se puede llevar más, al ser una película de paso, una comedia barata que al terminar no desearías volver a ver.

Nota, calificación de la película
Pasable

Explicación final

Al final, Jordan se da cuenta de que no le queda otra que vender a sus amigos e intentar salvarse.

Es condenado a tres años de prisión y a pagar cuantiosas multas, pero bueno, lo más probable es que a los dos años le concedan el tercer grado, estará en una cárcel “para ricos” y gran parte de su patrimonio estará a salvo.

¿Qué fue del lobo de Wall Street?

Al salir, Jordan Belfort escribió un par de libros sobre su experiencia y se hará formador en ventas y hará lo que mejor se le da hacer, vender, da igual que sean acciones, formaciones, libro, un bidé o su propia alma, ese hombre vende lo que sea.

El lobo de Wall Street real
El verdadero Jordan Belfort.

¿Qué nos enseña Jordan Belfort?

Básicamente, que la gente quiere hacerse rica rápidamente.

Si os fijáis, al hablarle al cliente sobre una empresa, primero se inventa las virtudes de dicha compañía, pero luego, cambia su discurso para hablarle de los beneficios que obtendrá al invertir en ella.

Esto es inteligente, porque a menos que seas rico o un poco avispado, caerás pronto en esa trampa.

Aprender a vender

Luego, si os fijáis, para darse importancia, habla de “su secretaria” o dice ser alguien importante.

Esto os puede parecer una tontería, pero la gente cree que si el que le está llamando es el “el presidente”, “el director general” o “el jefe de ventas”, su percepción cambia porque él se siente importante y crea un clima de confianza.

El lobo de Wall Street Historia real

Jordan Belfort, ha aumentado aún más su popularidad desde la película, tanto, que gracias a sus conferencias se ha embolsado 2 millones de dólares en el último año.

El lobo de Wall Street sigue en lo alto de la cúspide y aunque ya no gane tanto, aun es capaz de reinventar la rueda y seguir ganando dinero.

El verdadero Lobo de Wall Street

Sobre su vida real, es cierto, que creó la empresa Stratton Oakmont, que estafó a miles de personas y que replicó un sistema de ventas, en el que hasta el más tonto podía vender, ahora bien, toda la fanfarria de las putas y las drogas está demasiado exagerado.

Jordan toco fondo en un momento dado, debido a su dependencia al alcohol y a los estupefacientes, pero esto fue cuando llegó muy lejos y no durante todo el proceso.

La película muestra cosas de verdad, como la fiesta en su casa donde conocía a la chica rubia y se encaprichó de ella, su relación toxica con las mujeres o como acabó en la cárcel.

Pero en vez de hacer una película donde pusieran el foco en la corrupción institucionalizada del sistema, prefirieron convertirla en una fiesta constante sin ton ni son.

The Wolf of Wall Street Reflexión

Ya he hecho la crítica al film y dado mi opinión sobre la película, pero me gustaría acabar con una cavilación final.

Invertir es bolsa es seguro si sabes lo que haces, evidentemente, uno no se puede fiar de un charlatán como Jordan Belfort, sabe vender, eso está claro, pero de malas maneras, existe una diferencia entre vender y estafar y una persona así no puede ser un referente.

La película, puede que esté basada en un contexto histórico distinto, pero el liderazgo no se puede forjar a base de dar gritos y tratar a la gente como la última mierda o queriendo que se conviertan en aves rapaces, nadie es feliz así.

Podemos sacar como aprendizaje, como no hacer las cosas y mejorar nuestras vidas, tanto económica, como personalmente.

Mi reflexión final sobre el lobo de Wall Street

Espero no haberos dado mucho la chapa con esto y me gustaría saber vuestra opinión sobre la película en los comentarios de abajo.

¿Qué os ha parecido Jordan Belfort? ¿Aprobáis sus métodos de ventas?

Dadnos vuestras impresiones, ah y se me olvidaba, “véndeme este boli”.

Deja un comentario